Nuestro servicio de psicología actúa profesionalmente con técnicas propias y estandarizadas de reestructuración cognitiva propias de la psicología cognitivo-conductual, encaminadas a la corrección de pensamientos irracionales que inducen al paciente al sufrimiento y a actuar bajo la influencia de éste, con el riesgo asociado de desarrollo de diferentes trastornos mentales y psicopatologías.

Se emplearán como herramientas de diagnóstivo y seguimiento técnicas objetivas como el Cuestionario Factorial de la Personalidad o 16 PF, uno de los instrumentos de medida de la personalidad más conocidos y utilizados en psicología. Creado por Raymond Cattell a partir de criterios factoriales, este instrumento de evaluación tiene como principal función estudiar y valorar los rasgos de personalidad a partir de diversos factores (dieciséis principales y cinco secundarios o globales en la última versión).

Dada la naturaleza de las intervenciones, relacionadas algunas de ellas con los momentos circundantes a la reproducción es probable el uso de otras herramientas objetivas como el CUIDA, que facilita la identificación de capacidades parentales propias y deseadas con el acompañamiento posterior encaminado al entrenamiento y adquisición de las mencionadas habilidades y su trabajo terapeútico asociado.

El CUIDA ha sido creado para evaluar la capacidad de un sujeto para proporcionar la atención y el cuidado adecuados a una persona en situación de dependencia (hijo biológico, adoptado o en custodia; menor a cargo de una institución; mayores, enfermos, discapacitados…).

Resulta una herramienta muy útil en la evaluación de adoptantes, en casos de tutela o custodia y, también por las variables que mide, en la selección de personal en el campo de la mediación y en el ámbito sanitario.