El láser CO2 fraccionado es una herramienta muy eficaz, que permite alcanzar excelentes resultados en medicina estética. En Instituto Clínico Andreo ofrecemos tratamientos con este tipo de láser para mejorar la calidad de la piel, tratar arrugas y revertir los signos de envejecimiento.

El equipo de láser CO2 fraccionado con el que contamos es uno de los más versátiles en la actualidad y tiene numerosas aplicaciones, desde la eliminación de verrugas hasta el rejuvenecimiento vaginal y la ginecoestética, pasando por un sinfín de aplicaciones en medicina estética.

Principales aplicaciones del láser CO2 fraccionado en medicina estética

  • Resurfacing cutáneo (peeling láser). Se trata de un procedimiento de rejuvenecimiento facial, que trata de manera global todos los signos de envejecimiento producidos tanto por la edad como por la exposición al sol. Mejora la calidad de la piel eliminando manchas, imperfecciones, cicatrices, estrías o poros abiertos, mejorando así su textura y luminosidad, con lo que se consigue una piel más tersa y elástica.
  • Eliminación de arrugas. Mejora el aspecto de la piel eliminando arrugas superficiales, medias y profundas.
  • Tratamiento de bolsas y arrugas en párpado inferior.
  • Tratamiento de arrugas peribucales (“código de barras”).
  • Tratamiento de arrugas perioculares (“patas de gallo”).
  • Tratamiento de estrías.
  • Tratamiento de cicatrices, especialmente de acné.
  • Rejuvenecimiento de manos.
  • Rejuvenecimiento de escote.
  • Eliminación de manchas (hiperpigmentación) y melasma.
  • Eliminación de verrugas y fibromas.

¿Cómo actúa el láser CO2 fraccionado en medicina estética?

Mediante el uso del láser de CO2 fraccionado somos capaces de eliminar de forma controlada las capas superficiales de la piel, con el fin de estimular la formación de un nuevo epitelio, completamente reparado. La formación de esta nueva capa de piel conlleva la producción de una gran cantidad de colágeno, resultando una piel más joven, tersa y luminosa.

¿Cómo se hace el tratamiento con láser de CO2 fraccionado en medicina estética?

El tratamiento con láser CO2 fraccionado es una intervención mínimamente invasiva que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia tópica.

Después de limpiar bien la piel con un antiséptico, se va disparando el láser mientras se desplaza por la superficie cutánea. Tras el tratamiento la piel aparece enrojecida y se produce una sensación de escozor similar al de una quemadura solar. Durante el periodo de recuperación es fundamental el uso de cremas hidratantes y protector solar.

En aproximadamente una semana, se habrá producido un reemplazo total de la piel en la zona tratada, y en los siguientes meses seguirá produciéndose mejoría.

La duración de los efectos del tratamiento puede ser de años, dependiendo de los cuidados posteriores y el estilo de vida.

Ventajas del láser de CO2 fraccionado

  • Es rápido y seguro.
  • Se realiza bajo anestesia tópica.
  • Resultados duraderos y visibles desde la primera sesión.
  • Mejora considerablemente la textura y luminosidad de la piel, quedando más tersa y elástica.
  • Atenúa manchas, imperfecciones, poros abiertos y cicatrices.
  • Mejora arrugas superficiales y medias.
  • Tiene efecto de tensado cutáneo antiflacidez.
  • Ralentiza el envejecimiento por el efecto de la síntesis de colágeno.