La verruga plantar o papiloma es una neoformación de la epidermis de origen infeccioso, causado por el virus del papiloma humano. Estas lesiones se presentan con diferentes características morfológicas, en función de la localización anatómica, principalmente en piel y mucosas.

Esta patología de la piel es muy frecuente en el pie de niños y adolescentes, aunque también se puede dar en la edad adulta, el modo de contagio suele ser por contacto con el virus en piscinas comunitarias.

El diagnóstico es en ocasiones complicado, siendo fundamental hacer un diagnóstico diferencial con otras afecciones dérmicas similares. El diagnóstico es clínico y una vez diagnosticado se procede al tratamiento, no hay un tratamiento de primera elección, más bien, contamos con  un amplio abanico de posibilidades, como ácidos y crioterapia. Tanto la crioterapia como los ácidos requieren de varias sesiones para una curación total.

Un síntoma característico que nota el paciente cuando tiene un papiloma es una sensación como si tuviera algo clavado, parecido a una callosidad. Si notara esa sensación o su podólogo le diagnostica de papiloma o verruga plantar es importante que empiece el tratamiento cuanto antes, ya que al ser de origen vírico puede contagiar a otras personas.

Laura Díaz Sánchez
Departamento de podología
Nº colegiada: 95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *