¿Qué es el conducto radicular?

Para saber que es una endodoncia necesitamos saber qué es el conducto radicular. Es canal de la raíz por donde discurre la pulpa, que está formada por nervios y vasos sanguíneos. El número de conductos es variable según el diente afectado, pudiendo variar desde un conducto hasta más de tres.

¿Qué es la endodoncia?

Es el procedimiento mediante el cual se elimina la pulpa enferma, cuando está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula. También podría estar aconsejada la endodoncia en dientes que requieran grandes tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

¿Cuántas sesiones requiere?

En la mayoría de los casos los tratamientos de endodoncia pueden realizarse en una sola sesión, si bien en algunas ocasiones la situación clínica del paciente, la dificultad técnica del caso, la experiencia del profesional u otros parámetros, pueden hacer necesarias dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realiza.

¿Es doloroso?

El tratamiento de endodoncia suele ser prácticamente indoloro, ya que, a día de hoy, se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Acabado el tratamiento y pasado el efecto de la anestesia, podría aparecer alguna molestia durante unos días, sobre todo con la masticación, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean el diente. En estos casos se requeriría una medicación adecuada.

¿Son más frágiles los dientes endodonciados?

La respuesta es “sí”. Los dientes endodonciados no solo pierden la vitalidad pulpar; tras la eliminación del proceso carioso, fracturas sufridas o restauraciones anteriores, el tejido remanente queda socavado y debilitado.

Los cambios que experimenta un diente tras un tratamiento endodóntico son la pérdida de estructura dentaria, pérdida de elasticidad de la dentina, disminución de la sensibilidad a la presión y alteraciones estéticas.

Por ello, puede ser conveniente proteger las cúspides mediante reconstrucciones adecuadas o coronas, para una mayor durabilidad de los mismos.

¿Hay alternativa a la endodoncia?

Nuestra primera prioridad debe ser la de intentar que se mantenga la dentición natural. Cuando no es posible, la alternativa es la extracción y sustitución del diente.

Existen contraindicaciones para mantener un diente en boca por medio de una endodoncia: la presencia de una fractura vertical, una proporción desfavorable entre la corona y la raíz, soporte periodontal insuficiente o gran destrucción de la corona.

endodoncia2

Artículo de wikipedia

Alicia Soler Giménez
Departamento de odontología
(Colegiada Nº 30001183)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *