• Tratamiento de problemas como la incontinencia urinaria leve o moderada, la falta de tono y sensibilidad, la atrofia vaginal y la sequedad.
  • Tensado fototérmico del canal vaginal y de la pared anterior de la región uretral y la vejiga.
  • Mínimamente invasivo y sin incisiones.
  • Procedimiento ambulatorio, sin anestesia.
  • Seguro, rápido y fácil.
  • Gran satisfacción del paciente y alto porcentaje de éxito.
  • Tratamiento controlado por ginecólogos y especialistas en suelo pélvico.

El láser CO2 fraccionado es una herramienta de alta precisión y gran delicadeza que tiene multitud de aplicaciones en el campo de la medicina. En particular, en la rama de la ginecología, permite tratar problemas como la incontinencia urinaria leve o moderada, la falta de tono y sensibilidad, la atrofia vaginal y la sequedad.

El láser produce un calentamiento controlado de la mucosa endovaginal, lo que provoca una contracción y un retensado de la misma, aumentando el tono y disminuyendo el ensanchamiento provocado por los partos y por el paso del tiempo. Asimismo su tecnología láser fraccionada estimula la producción de colágeno  y consigue rejuvenecer la mucosa, engrosándola  y mejorando su lubricación natural.

Diferentes estudios clínicos demuestran que se trata de un procedimiento eficaz, seguro y fácil de realizar, ya que no requiere ingreso hospitalario ni conlleva recuperaciones largas. Además, en Instituto Clínico Andreo contamos con un equipo multidisciplinar para el abordaje de este tratamiento, complementando el tratamiento de láser de rejuvenecimiento vaginal con revisiones ginecológicas y rehabilitación de suelo pélvico, potenciando aún más sus efectos.

Para entender mejor en qué consiste el tratamiento, le recomendamos que vea el siguiente vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *