La neuromodulación percutánea ecoguiada se define como la estimulación eléctrica a través de una aguja con guía ecográfica de un nervio periférico en algún punto de su trayecto o de un músculo en un punto motor con un objetivo terapéutico. (Valera & Minaya, 2016).

Esta novedosa técnica requiere de una formación muy avanzada y específica y de la utilización de un ecógrafo junto con una máquina de electroterapia adaptada y certificada para el uso con agujas. Después de realizar una exhaustiva anamnesis y exploración al paciente, se realizará el planteamiento terapéutico, por lo que el fisioterapeuta sabrá cuál es el tejido y la estructura diana. Para realizar la técnica, debe seguir los pasos para lograr las mayores condiciones de asepsia posibles (desinfección) evitando así posibles riesgos. El terapeuta localizará dicha estructura con el ecógrafo y colocará una aguja con la mayor precisión posible rozando la estructura, para que, al colocar la electroterapia con los parámetros correspondientes, se logre la estimulación nerviosa (neuromodulación), cambiando así la información que emite o recibe el nervio.  Se puede aplicar en patologías musculares, tendinosas, ligamentosas, articulares, periósticas, radiculopatías…

Con esta técnica lograremos disminuir el dolor, restablecer la función del sistema nervioso y mejorar la función neuromuscular. La técnica debe ser indolora, por lo que el paciente la suele tolerar muy bien.

Equipo de Fisioterapia:
Laura García Costa (Colegiada Nº 1534)
Silvia Bruno Velasco (Colegiada Nº 438)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *