Las lesiones más frecuentes que encontramos en los bailarines de clásico suceden en el miembro inferior/pierna, siendo el tobillo y el pie las zonas que sufren mayor afectación.

Estas lesiones están en relación con las características técnicas de esta disciplina, siendo habitualmente provocadas por sobrecargas.

Existen numerosos factores que influyen en la aparición de estas patologías en la danza clásica, por ello resulta imprescindible que los fisioterapeutas conozcan la forma de este arte y la técnica para reducir los factores de riesgo e intentar prevenir que éstas aparezcan.

En la danza clásica estas lesiones suceden por orden de frecuencia en tobillo (39%), pie (23%), cadera o muslo (20%) y rodilla (18%), y también se puede ver afectada en las bailarinas la columna dorso- lumbar.

Prácticamente en cualquier tipo de danza o baile la fisioterapia puede hacer sus aportes en el tratamiento de lesiones, pero más importante aún, en la prevención de las mismas.

El manejo del dolor es importante tratarlo, no sólo para aliviarlo, sino para poder continuar con un programa tras las lesión, y así reinsertar al bailarín o bailarina cuanto antes en la actividad.

Por último, recuerda que cada lesión es diferente, y el tiempo de recuperación varía de una persona a otra y lo cierto es que cuanto más rápido inicie su programa de fisioterapia, menos riesgo tiene de que esta patología se haga crónica.

Equipo de Fisioterapia:
Laura García Costa (Colegiada Nº 1534)
Silvia Bruno Velasco (Colegiada Nº 438)
María Marín García (Colegiada Nº 2751)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *